ESTANCIA DE D. MIGUEL BORDEJÉ EN BOLIVIA.           Septiembre de 2007

El presidente de la Casa de Soria en Madrid, Don Miguel Bordejé Antón, es capaz de sacar tiempo para realizar un gran número de actividades en diversas asociaciones, sobre todo en aquellas relacionadas con las personas mayores. El día 8 de noviembre de 2007 le oímos relatar, en un acto celebrado en la Casa, sus experiencias en la visita a Bolivia para conocer y dar su iniciativa en los proyectos que algunos religiosos españoles tienen con personas mayores en una de las zonas más agrestes geográficamente de los Andes bolivianos: la comarca de los Yungas.  La presentación estuvo ilustrada con un gran número de fotografías. 

No tener las fotos dispuestas en estos momentos para colocarlas aquí no es obstáculo para hacerme eco de su viaje, pues me ha hecho llegar un par de artículos que publica en el Boletín de la Federación de Asociaciones Nagusilan, en el ámbito de las Vascongadas, donde D. Miguel Bordejé también colabora. 

Madrid, 25 de noviembre de 2007

Algunas notas tomadas en la presentación

Viajar por donde viven los aymaras.

Subir en La Paz a los autobuses de "La Yungueña", llamados allí "flotas", significa tardar 11 horas en desplazarse 200 kilómetros, hasta llegar a Circuata, con los altos en el camino necesarios para hacer las perentorias necesidades.  Llama la atención al viajero la no existencia de carteros, ni de periódicos. El teléfono en cabina en los pueblos, que anuncia con altavoces que tal o cual persona es llamada, a veces no funciona.  El objetivo del viaje era crear centros de asociaciones, en lugares como locales anexos a las iglesias, que permitan a las personas mayores resolver sus problemas comunes, en especial el de obtener documentos de identificación.  En ello están empeñadas las Hermanas Ursulinas de Jesús, algunas de ellas de origen español, que llevan asistiendo esta zona.

 Lugares llenos de perros y niños.

En contraste con nuestras vivencias actuales en España, los habitantes aymaras de esta parte de la provincia de Inquisivi (seguramente extensible a toda Bolivia) son gente muy educada: todos saludan y se tratan de don o doña. Los numerosos niños que van y vienen a los centros escolares, vestidos con su uniforme, dan muestras de recibir una buena educación en convivencia.  Llamó la atención de Miguel Bordejé la abundancia de perros, a los cuales no se les presta atención especial, y una perra le dejó la huella al morderle una pierna, pues estaba criando cachorros cuando se acercó a preguntar a unas personas.

Sin embargo, al viajero también esperaba ver más abundancia de otros animales, entre otros las aves. Y no fue el caso: pájaros había más bien pocos.

Circuata, Cajuata, Villabarrientos, Miguillas... eran localidades visitadas en la comarca de los Yungas. También visitó para finalizar el viaje las ciudades de Santa Cruz, Sucre y la zona de la llanura salada en el altiplano. Además de La Paz.

No se utilizan las máquinas lavadoras

Los habitantes de los Yungas viven especialmente del cultivo de la huerta; y de la cosecha de la coca. El viajero se sorprendió al ver que ni en el centro donde viven las hermanas, ni en los hogares de esas comunidades, utilizaban algo tan útil como la lavadora automática. Eso le obligó a tener que dedicar, como todos los demás, su tiempo al lavado de las prendas personales. Inquiriendo las razones, la respuesta fue que muchas mujeres de por allí se ganaban la vida ejerciendo el oficio de lavanderas; por lo tanto, pensaban las hermanas, la introducción de lavadoras podría ocasionar problemas de subsistencia que ahora no existen para esas personas.

En los contactos "oficiales", el alcalde de alguna de estas poblaciones mostró gran interés en recibir asesoramiento con el objetivo de adecuar alguna zona de gran atractivo natural para atraer turismo. Y pensaba incluso en que vinieran grupos de personas mayores hasta de España. Su mayor interés radica en su deseo de "dejar de ser pobres". Se encontraron por los diferentes recorridos algunos proyectos de ayuda llevados a cabo por organizaciones exteriores, y penosamente cerrados pues no habían sabido más que iniciarlos; y algunos por un cierto enfrentamiento con los poderes locales al querer tener sus promotores demasiado protagonismo.

Situación de la zona en Google Earth:  16º 42' Sur; 67º 10' Oeste

Información general sobre Bolivia

Datos de habitantes de estas poblaciones, del año 2001

Datos de Cajuata, en una web gubernamental de Bolivia.

Listado telefónico del Departamento de La Paz , que nos proporciona datos geográficos, número de teléfono y forma de funcionamiento (por satélite en las localidades que nos ocupan)


 

De lo menos a lo más.

Miguel Bordejé Presidente de CEATE y Vocal de NAGUSILAN-Madrid

Experiencias Bolivia ADULTOS MAYORES ASOCIADOS

 En ningún país del mundo es igual vivir o trabajar en una o en otra región. Ni menos en una nación como Bolivia, con una extensión de más de un millón de kilómetros cuadrados. Para entendernos, prácticamente el doble que España y, además, con una geografía muy particular por su altura sobre el nivel del mar, por las características del altiplano, por la conformación de las ciudades; y, no digamos ya, por las cadenas de montanas como moles inmensas, casi infinitas, como si no tuvieran fin, además de altísimas y llenas de árboles, que componen la rica flora multicolor de la región de Los Yungas.

Precisamente en esta zona de caminos interminables, a los que denominan "la carretera de la muerte", y adonde el hacer desde La Paz 200 kms. en "las flotas", como llaman a los autobuses, supone diez horas largas, es donde estaba fijada la primera tarea que me pidieron las Hermanas, y en cuyas poblaciones de Circuata y Licoma tienen ellas sendas casas, abiertas a todos los habitantes - unos 15.000 - entre la docena de lugares en que desarrollan su labor social, medica, cultural y religiosa.

El índice medio de vida también se viene prolongando en este país, como ocurre en toda Hispanoamérica, especialmente desde el ultimo tercio del siglo pasado; y, aunque si bien en el centro de las ciudades se percibe la existencia de un escaso sector  que, por así decirlo, disfruta del privilegio ~ de la jubilación, en el conjunto del país, y mas en la referida región de Los Yungas, ~ las personas mayores, tengan la edad que tengan, siguen como toda su vida. La rutina del trabajo y del mutuo apoyo familiar siguen dando sentido a sus días.

La dedicación al trabajo en las huertas de los feraces valles, aunque todavía realizado de forma primitiva y rudimentaria, ocupa la mayor parte del día de los hombres, y de no pocas mujeres, hasta el crepúsculo. Fue la razón de que el horario para las reuniones con el fin de tratar la cuestión del asociacionismo fuera prácticamente nocturno, a excepción del domingo, día 2 de septiembre, en que se celebro con gran éxito, a las dos de la tarde en Circuata, lugar mas fijo de la residencia de las Hermanas, mientras que en Miguillas, Villa Barrientos y otras localidades, las reuniones las tuvimos ya anochecido y en salones mas bien inhóspitos.

La nueva situación sociopolítica del país urge la adquisición por las personas mayores del documento de identidad, del que carece una buena parte de ellas, para lo cual necesitan, a su vez, las partidas de nacimiento o de bautismo. Gestiones como estas nada fáciles cuando muchas no saben si les inscribieron en el Registro cuando nacieron o si les bautizaron, junto a un creciente interés por ir incorporándose a las nuevas ofertas o exigencias de la vida, han propiciado su interés de unirse, también en estos apartados lugares, a la corriente del asociacionismo. La simiente esta echada y los cimientos puestos. La constancia y apoyo de las Hermanas, el interés mostrado por algunos hombres y mujeres, sencillos pero concienciados de la necesidad de unirse, y la colaboración económica ofrecida desde España para ayudarles en las primeras gestiones son argumentos de peso que generan esperanza de buenos frutos. La continuidad en la empresa comenzada depende, también, de nosotros, y en ello estamos.

Experiencias: Bolivia EL CARTERO NO LLAMA NUNCA

Ha sido una de las mayores sorpresas que he vivido en Bolivia. Y es que para quienes desde nuestra más tierna infancia hemos conocido al cartero o cartera como una de las más cercanas figuras de nuestro paisaje rural o urbano (a caballo, en bici, moto o coche, o con su carrito amarillo en la actualidad), se hace cuesta arriba convencerse de que allí no existe. Ni personas que ejerzan tan noble oficio ni servicio realizado por otro sistema.

Es este uno de los obstáculos mayores para planificar proyectos. Porque sí que se encuentran, en los edificios de Correos de las ciudades importantes, las conocidas como "casillas", equivalentes a nuestros "apartados". Pero en el caso de la región de Los Yungas supone desplazarse unos 200 kilómetros, con él empleo de unas 10 -11 horas de ida desde Circuata a La Paz y otras tantas de vuelta. Las Hermanas si tienen en esta capital su “casilla" y suelen acudir cada mes a recoger los envíos, aparte de que alguien la revisa periódicamente y les tenga al tanto.

El sistema más usual para comunicarse es el teléfono comunal. Se trata de un numero para cada población, como servicio prestado por ENTEL (Empresa Nacional de Telecomunicaciones) en cuyo local pueden hacerse llamadas al exterior y desde el que, por una potente megafonía, se avisa a quienes tienen llamada o la van atener. Lo dicho sobre el cartero y la correspondencia supone que tampoco llega prensa ni ese cúmulo de octavillas, dípticos, trípticos o catálogos de ofertas o papeles del mas variado signo que atiborra nuestro buzones. Un periódico me ofrecieron en el Ayuntamiento de Licoma a lo largo de los 20 días de mi estancia en Los Yungas. Lo había traído de La Paz el familiar de un concejal.

Otra cosa, como puede deducirse de lo dicho, es el local del teléfono, con dos casetas (una para llamar y otra para recibir mensajes). Es como un centro social de reuniones, donde la gente espera y se comunica, se relaciona y se informa de cuanto ocurre en la población y alrededores e incluso en la ciudad, sin faltar la conversación sobre cuantos han emigrado a otros lugares del propio país o también la, para no pocos deseada o admirada España. Las nuevas tecnologías de Internet, e-Mail, etc. no han llegado aún a lugares tan distantes de las ciudades. Sí a estas, en cuyas calles abundan los "chiringuitos" para poder "navegar", a precios económicos, especialmente para los usuarios de los mismos a base de euros o dólares, por el bajo poder adquisitivo del humilde "boliviano", su moneda nacional.

No tardarán en llegar los referidos adelantos, pero hoy por hoy son privilegio de los urbanitas de La Paz, Santa Cruz, Sucre y varias ciudades mas. Toda esta situación que en parte nos cuesta admitirla, aunque no comprenderla, tiene una gran influencia a la hora de poner en marcha proyectos como el del asociacionismo de los “adultos mayores” o el de otros sectores. Por ello se impone seguir la sabia máxima del poeta Virgilio en su Égloga II, cuando asevera que “el trabajo constante” vence todas las dificultades.

RECEPCIÓN EN EL SENADO.  

Visita de ASAUTE, con miembros de la Casa de Soria en Madrid, recibidos por Juan José Lucas, Vicepresidente 1º del
Sanado.

 

12 Febrero 2007.

Javier Muñoz, presidente de la Casa de Soria en Madrid, nombrado coordinador del IV Congreso Nacional de Casas Regionales de España (a celebrar en abril), en la visita al Ministro de Administraciones Públicas, D. Jordi Sevilla

 

14 Febrero 2007.

14 Febrero 2007.

Javier Muñoz, como coordinador del IV Congreso, en la reunión de las casas regionales del distrito Centro, celebrada en el Centro Asturiano de Madrid. Preside la concejala de distrito doña Elena Sánchez y directivos del Centro Asturiano. Asistieron representantes de diversas casas regionales en la capital de España.

Presentación de libros en la Casa de Soria en Madrid.

    

En apoyo de las Casas de Soria a "Soria Ya"

Celebramos la matanza en Arcos de Jalón

 

 

Abril 2007

LA CASA DE SORIA EN MADRID ESTUVO PRESENTE EN EL VI CONGRESO NACIONAL DE CASAS REGIONALES DE ESPAÑA

La Confederación de Casas Regionales y Provinciales de España, en su afán de aunar el esfuerzo de todas las Federaciones y Casas Regionales del país, celebró, durante los días 13, 14 y 15 de Abril el IV Congreso Nacional de Casas Regionales de España en el que, durante tres intensas y exitosas jornadas de conferencias y mesas redondas, se debatieron numerosas cuestiones en las que la labor de difusión y expansión cultural de las Casas Regionales actuaron como tema principal.
La Casa de Soria en Madrid también estuvo representada en dicho congreso, ya que uno de sus máximos mandatarios, Javier Muñoz Royo, ocupó el cargo de coordinador de estas jornadas que aglutinaron a 306 personas, entre las cuales hubo representación de la mayoría de Casas Regionales España. Sin embargo, no fue el único soriano presente durante estas conferencias, ya que Miguel Bordejé, fundador de la revista 60 y más y miembro del consejo editorial de la publicación Júbilo, actuó como ponente en una de las charlas, y Luis Heras Mínguez, presidente de
la Confederación Internacional de Casas Regionales de Castilla y León, fue el secretario de otra de las cinco mesas redondas que se desarrollaron, además de ser el encargado de presentar las conclusiones de la misma. También, Jorge Clemencia, el cual ocupó el cargo de Director de Comunicación de estos actos, es natural de Soria.
Además, la Casa de Soria en Zaragoza también estuvo presente, mediante sus máximos representantes, Mario San Miguel y Víctor Uriel, en este congreso que patrocinado por el Ministerio de Administraciones Públicas y el Ayuntamiento de Getafe y celebrado en el Aula Magna de la Universidad Carlos III de Madrid, fue clausurado por Esperanza Aguirre (Presidenta de
la Comunidad de Madrid) y Jordi Sevilla (Ministro de Administraciones Públicas).

 

10 Mayo 2007

ACTO JUEVES EN LA CASA DE SORIA

 La Casa de Soria en Madrid celebró el jueves día 10 de mayo una intensa jornada en la que la cultura actuó como hilo conductor. A las 18.00 horas, el profesor D. José de las Heras, abrió el ciclo con una amena conferencia bajo el título ‘El medio ambiente y la vida cotidiana’. Una hora después, se procedió a la presentación del libro ‘Andar por las sierras de Urbión, Neilla y Cebollera’ del autor Julián Rodríguez Jimeno. Dicho acto, presentado por Esther Rodríguez, tuvo como invitado principal al autor de esta magnífica guía editada por la conocida Tienda Verde. Esta presentación fue dedicada a todos los sorianos en Madrid y Asociaciones de senderistas y personas amantes de las sierras y montes de Soria. Tras su finalización, todos los presentes degustaron un vino español.